Policiales

Confuso hecho de acusación por robo

Un hombre de 80 años pasó 7 horas en la Seccional 27 de nuestra ciudad, acusado de sustraer relojes de oro.

El hecho sucedió en conocido comercio basar de calle San Martín al 300. El denunciado es un hombre muy conocido en nuestra ciudad por su trabajo de chofer de las ambulancias del Hospital Nº 50.

El confuso hecho sucedió a las 10 de la mañana y causó conmoción por el desenlace de lo sucedido.

La hija de Jorge dijo en textuales palabras al ser entrevistado:

“Todo comenzó el miércoles cuando mi papá fue a comprar un celular y se lo vendieron roto. Ayer jueves mi papa fue a decirles tipo 10 de la mañana a los comerciantes Tonelli que no le andaba el celular. Cuando llegué a las 12 del mediodía de mi trabajo, él no estaba y pasaban las horas y nos preocupamos y subí a las páginas sociales que mi papá estaba perdido porque había salido de casa y no regresó. Un chico que lo vio dijo que mi papá estaba arriba de un patrullero, fuimos a la comisaría y efectivamente estaba demorado y el policía a quién le pregunto me dice que la demora era por robo”.

La familia judicializó el caso para alcanzar el sobreseimiento de Jorge por la denuncia que quedó asentada en la comisaría.

La hija de Jorge señaló al final de la nota, “Estaban esperando un perejil, por alguna razón. Creemos que si no era él, iba a ser algún otro. Él está traumado, ahora no quiere salir y esta desganado. Mucha gente se solidarizó con mi papá y agradezco todos los gestos de buena voluntad que tuvieron para con él y nosotros”.-

El hecho narrado por el hombre denunciado también en textual: “Fui a las nueve y media de la mañana a reclamar por el teléfono que no andaba de los hermanos Tonelli. El que me atendió lo tomo y comenzó a cambiarles cables y esas cosas y lo hizo funcionar. Él me había hecho pasar del lado de su casa. Cuando el teléfono vi que funcionaba volví del lado del mostrador para ponerlo en la caja y escucho que me dice gritándome… ¡eh pero vos me robaste relojes de oro…!!!”

Así comenzó la acusación, el comerciante llamó a la policía quién lo revisó integró sin encontrarle los elementos por lo que se le acusó. Después de siete horas de estar demorado fue liberado siendo las 18:00 horas.

De parte de la policía, si bien según la familia lo atendió bien, nunca les avisaron sabiendo que es un hombre mayor y teniendo el propio acusado dos teléfonos celulares, el que ya tenía de hace tiempo y el recién comprado.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios